Cuando pensamos en la primavera, a todos nos viene en mente la vegetación, los colores verdes, las flores y el sol. En resumen, esta estación es la preferida por las plantas que, al contar con un mayor número de horas de luz al día, pueden crecer sanas y fuertes y mostrarse en todo su esplendor, generando hermosas flores y ricos frutos.

Para disfrutar del esplendor de las plantas, éstas requieren de un entorno adecuado que les proporcione los elementos que necesitan para crecer. Por una parte, es crucial el sol, que en esta época del año brillará cada vez durante más horas. Cada planta requiere una cantidad de horas de luz para crecer saludable, por lo que es importante que su ubicación sea la adecuada. El segundo elemento necesario es el agua y, junto con el aumento de las temperaturas, también deberá aumentar la frecuencia con la que regamos las plantas, ya que el agua se evaporará más rápidamente. Por último, es muy importante, aunque pueda resultar menos evidente, la calidad del suelo.

productos homeopáticos plantas

En este sentido, la primavera es el momento adecuado para tratar la tierra en la que crecen las plantas, ya que en este periodo de actividad frenética será cuando la planta absorba más nutrientes del suelo. Especialmente si tenemos plantas en macetas, deberemos proporcionar al suelo estos nutrientes a través de distintos productos. Siendo conscientes de la necesidad de tratar las plantas de la forma más natural posible para que su desarrollo y crecimiento sean saludables y respetuosos con los ciclos de vida orgánicos, podemos hacer uso de la homeopatía para plantas.

Los productos homeopáticos permiten que el cuidado de las plantas sea el adecuado, de forma atóxica para los seres vivos y respetuosa con el medio ambiente y el crecimiento orgánico de las plantas. Para enriquecer el suelo, existen tratamientos como el abono natural para plantas o el tratamiento homeopático purines, elaborados a partir de elementos extraídos de la naturaleza, que aportan los nutrientes más importantes para las plantas al suelo. También existen productos homeopáticos específicos para determinadas especies, como el estimulante natural para césped, que contribuye a que crezca abundante, espeso, fuerte y duradero.

Uno de los peligros al que se enfrentan las plantas en este momento son los insectos y las plagas. Es posible enfrentarse a ellos de forma natural y atóxica, evitando productos agresivos y nocivos, gracias a productos novedosos como el insecticida homeopático o el fungicida homeopático.