Basándonos en la composición química de la sal y en un componente especifico llamado Na (que se refiere al sodio) el cual nos permite intercambiar y retener el ion Ca (que quiere decir Calcio) del agua en las resinas del descalificador y de esta manera suprimir la cal del agua, obteniendo una diversa serie de ventajas, por ejemplo, disponer de un agua blanda con mejor sabor, ahorrar en detergentes y jabones, tener el cabello y la piel más suaves luego de haber nadado en la piscina.

Esto quiere decir que, una descalcificadora de sal es un sistema anti cal en el que la eliminación de la cal se obtiene mediante un proceso de intercambio de iones de calcio y magnesio por iones de sodio y la mejor sal para descalcificadora la podeis encontrar en las multiples salinas que hay repartidas por todo España.

Las descalcificadoras dependen de una resina para lograr este intercambio iónico. Se trata de un polímero sintético llamado resina catiónica cargada en su forma negativa para de esta manera captar los iones positivos del calcio y magnesio.

Fases importantes de descalcificación.

Una vez que ya está disuelta en el agua la sal y ya se encuentran separados apropiadamente sus elementos, específicamente el cloruro de la sal, (Cl), esta es la materia prima vital para la producción de cloro tras someterse a procesos electrolíticos.

Componentes como el oxígeno, el hidrógeno y el cloruro son la combinación perfecta que en los electrodos se combinan creando el Cloro cuya misión principal, como sabemos, es desinfectar el agua de la piscina.

El proceso en una descalcificación con sal se realiza a través de 2 ciclos o también llamados bases, uno de descalcificación y otra de regeneración.

Fase de Descalcificación del Agua.

Consiste en que el agua de las tuberías transita por el depósito de la descalcificadora que como anteriormente mencionamos, contiene las resinas, dejando incrustadas en estas la cal y el magnesio que pueda contener el agua. De esta manera, el agua que ya está limpia y libre de cal como consecuencia de la descalcificación transita por la instalación y el circuito de consumo.

2ª Fase. Mejor conocida como, Fase de Regeneración

Es claro que, tras su uso llega un momento en el que la resina se encuentra en un punto de saturación y no puede capturar más iones de Calcio, en este caso es fundamental el ciclo de regeneración, que es donde hace su papel la sal de la descalcificadora.

La descalcificadora de sal cuenta con un depósito que contiene sal disuelta en agua, esta agua con sal se hace deslizarse por el depósito que contiene la resina en su punto de saturación, de esta forma se genera un intercambio entre los iones de Calcio que se han quedado adheridos a la resina y los iones de sodio de la sal entre procesos de descalcificación, regenerando de este modo la resina.

La eficacia de este proceso dependiendo específicamente del género de regeneración.

Si se trata de equipos de bajo consumo, el género de regeneración es “contracorriente”. En este tipo de regeneración el tráfico del agua a lo largo del ciclo que venimos explicando, se genera desde la parte baja de las resinas las cuales son las menos saturadas, cara la zona superior de exactamente las mismas, de este modo hacemos que la fase de intercambio de los iones de Calcio y Magnesio por los de Sodio, se realice de modo más veloz y eficaz.

Las descalcificadoras de bajo consumo se distinguen fácilmente de las descalcificadoras estándar principalmente porque en que estos se necesitan mucho menos tiempo para las regeneraciones, por lo que el gasto de sal y agua es menor. Lo que significaría un ahorro a futuro.

La sal para realizar la descalcificación más ventajosas para tratamientos de agua son  aquellas sales llamadas vacuum o mejor dicho, sales que se obtienen mediante una salmuera (que se refiere a agua con sal) purificada químicamente y que, mediante un proceso de termo compresión controlado y evaporación al vacío, se coagulan y cristalizan obteniendo su forma esférica que cuenta con un contenido mínimo en cloruro sódico (NaCl) del aproximadamente el noventa y nueve con siete  por ciento  de riqueza.

Lo que más se recomienda para las descalcificadoras la sal son las peladillas de sal vacuum las cuales se crean desde la sal fina seca que, mediante un proceso mecánico, se compactan y obtienen su forma de peladillas de sal con un peso unitario aproximado de diez gramos y con algunas singularidades físico químicas específicas.

Con una descalcificadora no es necesario un excesivo mantenimiento en especial, debido a los procesos que demanda una descalcificación eficaz, lo que si es necesario es que le echemos la sal que hayamos elegido con determinada frecuencia conforme sea su consumo, y para obtener un mayor ahorro se recomienda la adquirir dicha sal en prácticos sacos de veinticinco Kg, en formato de pastillas, que a la larga te ofrecen beneficios en lo que ahorro se refiere.

Para terminar, si quieres saber si su descalcificadora está trabajando apropiadamente su proceso y el agua consiguiente está libre de cal es importante medir su PH consiguiendo valores sobre siete, aquí es cuando se considera que el agua está limpia y perfecta para su uso.

Ventajas de Usar una Descalcificadora de Sal.

Para empezar, contaremos con un agua mucho más sana al ser esta un agua antiséptica. Otro punto importante, en especial para nuestros amigos ecologistas es que se respeta debidamente el medio ambiente ya que este proceso le permite al usuario guardar el agua durante varios años. También hay que tener en cuenta que es un sistema mucho más seguro ya que no hay manipulaciones de productos químicos y así mismo, también es un sistema mucho más económico por no utilizar dichos productos y ser la sal para piscinas un material accesible.

Y la última ventaja, pero una de las más importantes es que se trata de un sistema fácil de manejar y cómodo de usar.

Así que, ¿Qué estas esperando para decidirte a usar una descalcificadora de sal para limpiar el agua de tu piscina?