Una separación afecta a todos los miembros de la familia. Por supuesto, a la pareja que se rompe y que ve como el proyecto de vida conjunto se viene abajo y también a los hijos. Para ellos puede ser algo traumático porque el estilo de vida que conocen, lo único que han visto siempre, se les viene abajo haciéndoles sentir una gran inseguridad.

Es evidente que las relaciones entre la pareja cambian. Incluso aquellas rupturas más amistosas tienen momentos muy amargos en los que puede haber intercambios de palabras bastante duros. En cualquier caso, la manera de relacionarse de la pareja va a ser muy diferente y tienen que saber cómo seguir adelante con unas nuevas normas y con unas circunstancias distintas de manera que todo sea más fácil para los hijos.

¿Y las relaciones entre padres e hijos?

Las relaciones entre padres e hijos también cambian. Todos están en un momento emocional muy complicado y es fácil que se caiga en errores muy comunes, como intentar sobreproteger al niño ocultándole más de lo que se debería.

Es cierto que el niño no tiene por qué saber todo lo que ha ocurrido entre sus padres, pero sí necesita conocer cierta información, dependiendo sobre todo de su edad. Los psicólogos dicen que se debe de dar confianza al niño para que pregunte y este irá pidiendo justamente la información que necesita.

Otro error común es que los padres comiencen a competir entre ellos para comprar el amor del niño. Si uno le hace un regalo, el otro quiere hacerle uno mejor para que su hijo no sienta que le quiere menos.

Este juego absurdo puede acabar causando problemas muy serios, ya que el niño puede aprender a manipular a sus padres de esta manera, no solo con regalos sino con las normas en casa. A poco que dejemos que la situación vaya por ese camino podríamos encontrarnos con un pequeño dictador en el hogar y más tarde, con un adolescente incontrolable.

¿Con quién puedo hablar de estas cosas?

No se puede pretender ser un padre perfecto y es normal que haya cosas en la relación con el hijo que cambien a raíz de la separación. Para poder entender todo esto y hablar de este tipo de temas es bueno acudir a un foro padres separados en que habrá más personas en la misma situación.

En estos foros se discuten aspectos legales de la separación, pero también se habla sobre aspectos personales y experiencias que pueden ser de gran ayuda.