Es muy importante aprovechar las vacaciones para disfrutar del tiempo libre. El simple hecho de no hacer nada ayuda a reducir el estrés, reforzar nuestra vida interior y fijar ideas en nuestra mente que nos resulten útiles y saludables.

 

Por eso en el post de hoy, aprovechando los calores, vamos a recomendaros algunas actividades de ocio que podéis hacer en verano y que os ayudarán enormemente a desconectar del trajín del día a día y el estrés del trabajo.

 

Actividades de ocio que puedes hacer en verano

 

Hay muchas cosas que se pueden hacer en verano: ir a la playa, leer un libro, ver esa película que nos gusta… o irnos de senderismo con los amigos. Es clave saber desconectar durante estos momentos, depende de cada uno lo que queramos hacer.

 

Pero, por qué no, también es un buen momento para retomar actividades de ocio que hasta ahora no estábamos haciendo. Por ejemplo.

 

  1. Hacer ejercicio

 

Nadar en la playa e ir al gimnasio. Algo tan sencillo como eso puede constituirse en una actividad revitalizadora que te haga por completo olvidar los problemas de la oficina.

 

  • Por la mañana, bañarte en agua salada y nadar (un agradable ejercicio aeróbico) te ayudará a desconectar y quitarte el calor. Anda por la arena, que es muy bueno para los pies.
  • Por la tarde, una sesión de gimnasio de unas dos horas para mantenerte en forma y quitarte esos kilos de más que siempre nos causan molestias. Recuerda: en el gimnasio, mejor ejercicio intenso si quieres bajar de peso. Para ganar masa muscular, prueba también a añadir suplementos a tu dieta, como el bcaa amix, para reforzar la actividad que realices.

 

  1. Cuida tu mente

 

Cuidar de la mente no significa necesariamente pensar mucho. Puedes hacer actividades que te permitan desconectar, pensar en otro tipo de actividad a lo que haces habitualmente.

 

  • Leer una novela de ficción. Olvídate un poco de los libros de marketing y ventas por unas semanas. También pueden ser recomendables algunos libros de auto-ayuda.
  • Haz eso que siempre te ha gustado. Levantarte temprano para ver la puesta de sol, tomarte un capuccino en la plaza por la tarde… actividades que te ayuden a pensar, pero en cosas que no tengan que ver con tu trabajo.
  • No te olvides de que un sueño placentero siempre te ayudará a sentirte más reforzado. Una siesta de 30 minutos a mediodía y unas 7-8 horas por la noche serán una auténtica gozada, con calma y sin madrugones.

 

  1. Viaja

 

Aprovecha el tiempo libre para hacer viajes y escapadas. No importa si es lejos o cerca. La aventura está en el viaje, en el camino, en el movimiento. Cuando viajas, tienes que tomar decisiones.

 

Ahí está la diversión y no sólo en el hecho de ver monumentos, que también. Disfruta para pasar este tiempo con tus seres queridos, tomarte una paella y un bitter kas frente a la playa, o ir a jugar con tus hijos al parque.

 

Rejuvenecerás prácticamente sin darte cuenta.