El trabajo del campo es duro desde cualquier punto de vista, hay que madrugar para dar de comer, arrear y asear a los animales, reparar los linderos y hasta las canaletas del agua. No obstante, es un trabajo que recompensa hasta la última gota de sudor del día, cuando se llega al hogar y se es consciente de lo que le ha rendido el trabajo al ver a su familia comiendo y disfrutando del fruto de su esfuerzo.

A quienes les gusta este tipo de trabajo las horas se le hacen cortas y el cuidado de sus máquinas se equipara al de su familia. Los avances tecnológicos con el paso del tiempo han alcanzado hasta los tractores, tanto que algunos ni mantienen la forma tradicional con la que se les conoce. Sin embargo, su típica estructura sigue siendo la más común.

Trabajo y diversión de la mano

Los tractores son máquinas que permiten arrastrar o empujar objetos pesados, entre otros. En diferentes actividades de mantenimiento y construcción son muy útiles, pero es en el sector agrícola donde son usados frecuentemente. Con él se reemplaza el trabajo realizado por los bueyes, caballos y mulas. Su uso se ha extendido en tantas formas que, incluso se ha estado usando para fines que no son los originales, como alquiler para matrimonios, sesiones fotográficas, etc.

En zonas rurales algunos se utilizan para ayudar a su comunidad, improvisando pequeños trenes de vagones y así poder trasladar sus cargas. En otros países se les puede ver en actividades completamente diferentes como competencias de fuerza y resistencia, donde tiran de trineos con cargas pesadas. Su apariencia cambia al ser modificados para darles más potencia y hasta llegan a adicionarle más de 4 motores, por lo que obviamente no se ven como antes.

Algunos prefieren mantenerse fiel a su imagen y al rubro para el que han sido fabricados, el agrícola. Se encargan más bien de mantenerlos lo más originales posibles. También se conservan para ser presentados en exposiciones y ser exhibidos como sus mejores trofeos.

Sin importar el uso que le dé a su máquina, si quiere mantenerla prestando buen servicio debe darle la atención adecuada, de esta manera su vida se alarga considerablemente, ahorra combustible evitando fugas y tardan en llegar las averías. Por mucho que estas últimas se evadan, tarde o temprano llegarán, nada es para siempre.

Cuando llega el momento de las reparaciones, encontrar estos repuestos puede ser una labor difícil y cara. Para que el presupuesto no se vea afectado los repuestos de segunda mano son una muy buena opción, consultando un buen lugar puede encontrar todo lo que necesita en un solo lugar, con solo especificar lo que requiere.