Seguro que cuando escuchas a alguien hablar sobre trabajos verticales o limpieza de cristales en altura se te viene a la cabeza a un operario colgado de una cuerda limpiando un cristal en el piso más alto del edificio, como los profesionales de Proliser: https://www.proliser.com/

Pues no estás equivocado y en este artículo vamos a mostrarte una serie de pautas que cumplen los trabajadores de estas técnicas, así como los materiales que utilizan y las medidas de seguridad.

Empresas especializadas en limpieza de cristales en altura

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, por el tipo de condiciones de este trabajo, lo realizan empresas especializadas. Estas cuentan con el equipo necesario para que su equipo profesional no corra peligro en ningún momento.

Todo el equipo debe ser partícipe de los conocimientos necesarios, las medidas de seguridad empleadas y las herramientas para una limpieza de cristales más segura.

¿Qué técnicas se emplean para la limpieza en altura?

Los sistemas que se utilicen van a depender de la altitud y la accesibilidad al lugar que se va a limpiar. En el momento en que la altura supera los dos metros de altura, se deben utilizar escaleras y elevadoras de diferentes tipos que mostraremos a continuación.

Elevadoras para la limpieza de cristales en altura

Estas máquinas son un gran aliado cuando se trata de limpiar cristales a gran altura mientras el operario goza de la mayor libertad de movimientos para realizarlo.

Existen grúas autopropulsadas o vehículos oruga capaces de llegar a cualquier sitio.

  • En el caso de las grúas autopropulsadas, suelen utilizarse al limpiar varios metros de superficie. El propio operario puede controlar la máquina él mismo con un mando a distancia.
  • Si hablamos de las elevadoras oruga, se utilizan en zonas de difícil acceso ya que puede atravesar terrenos ajardinados o cubiertos con piedras.

Góndolas para la limpieza en altura

Se trata de plataformas suspendidas a una altura considerable del suelo. Se mueve a través de unos raíles.

Resulta curioso que algunos edificios ya cuenten con su propio sistema de grúa instalado en la parte más alta del edificio. De esta forma los trabajos pueden realizarse de lado a lado y de arriba abajo.

Estas góndolas están equipadas con sistemas de seguridad con el fin de asegurar las condiciones de los operarios que realizan trabajos verticales. A pesar de esto, siempre es aconsejable la revisión periódica del cableado y los sistemas de bloqueo y frenado.