Educa para la vida

Tips para facilitar el día a día

Categoría: Cuidado de las plantas

Comprar césped artificial online

Contar con una zona verde en nuestra casa siempre le da un toque especial de vitalidad, especialmente en primavera y verano, cuando pasamos más tiempo en terrazas y jardines. Sin embargo, el cuidado del césped puede resultar complejo y costoso, tanto en términos de tiempo como en términos económicos.

Mantener el césped saludable y vigoroso, cortarlo cuando esté demasiado largo y evitar que se estropee con las inclemencias del tiempo es complicado si no dispones del tiempo necesario y algunos conocimientos de jardinería. Para lograr el mismo efecto que con el césped natural, podemos encontrar distintas variedades de césped artificial, una alternativa económica que puede cambiar radicalmente la apariencia de terrazas y jardines, embelleciéndolos.

Si escogemos comprar césped artificial online, encontraremos distintos tipos, densidades y colores, y podremos elegir el que mejor se ajuste a las necesidades del espacio que vayamos a cubrir. Una de las opciones más cómodas es comprar el césped artificial por metros.

comprar cesped artificial

Instalar césped artificial en cualquier zona abierta de nuestra casa es sencillo. Simplemente deberemos delimitar la zona en la que instalaremos el césped artificial y comprobar que esté lisa, limpia de objetos que puedan dañar la base, y con una ligera pendiente que evite encharcamientos. Una vez preparada la zona, desenrollaremos el césped sobre la zona a cubrir y lo colocaremos en su posición. Uniremos los distintos fragmentos con la cinta de unión encolada y, tras dejar que seque y se consolide la unión, daremos un cepillado al césped para levantar las fibras.

Las ventajas del césped artificial frente al natural son numerosas. Su mantenimiento es mucho más sencillo, ya que no se ve afectado por los cambios mediambientales ni las plagas o enfermedades que podrían dañarlo si fuese natural. Además, supone un importante ahorro en agua, al no requerir riego. Se trata de un producto muy estudiado y perfeccionado, de forma que su color no se verá alterado con el paso del tiempo y sus fibras son muy resistentes.

Es un producto polivalente que, por su resistencia, se utiliza habitualmente para cubrir las zonas dedicadas a la práctica de distintos deportes. Es habitual usar césped artificial para pádel, fútbol o incluso tenis. Además, tiene un importante valor decorativo en terrazas y zonas ajardinadas, y combina a la perfección con los muebles para el jardín.

El cuidado de las plantas en primavera

Cuando pensamos en la primavera, a todos nos viene en mente la vegetación, los colores verdes, las flores y el sol. En resumen, esta estación es la preferida por las plantas que, al contar con un mayor número de horas de luz al día, pueden crecer sanas y fuertes y mostrarse en todo su esplendor, generando hermosas flores y ricos frutos.

Para disfrutar del esplendor de las plantas, éstas requieren de un entorno adecuado que les proporcione los elementos que necesitan para crecer. Por una parte, es crucial el sol, que en esta época del año brillará cada vez durante más horas. Cada planta requiere una cantidad de horas de luz para crecer saludable, por lo que es importante que su ubicación sea la adecuada. El segundo elemento necesario es el agua y, junto con el aumento de las temperaturas, también deberá aumentar la frecuencia con la que regamos las plantas, ya que el agua se evaporará más rápidamente. Por último, es muy importante, aunque pueda resultar menos evidente, la calidad del suelo.

productos homeopáticos plantas

En este sentido, la primavera es el momento adecuado para tratar la tierra en la que crecen las plantas, ya que en este periodo de actividad frenética será cuando la planta absorba más nutrientes del suelo. Especialmente si tenemos plantas en macetas, deberemos proporcionar al suelo estos nutrientes a través de distintos productos. Siendo conscientes de la necesidad de tratar las plantas de la forma más natural posible para que su desarrollo y crecimiento sean saludables y respetuosos con los ciclos de vida orgánicos, podemos hacer uso de la homeopatía para plantas.

Los productos homeopáticos permiten que el cuidado de las plantas sea el adecuado, de forma atóxica para los seres vivos y respetuosa con el medio ambiente y el crecimiento orgánico de las plantas. Para enriquecer el suelo, existen tratamientos como el abono natural para plantas o el tratamiento homeopático purines, elaborados a partir de elementos extraídos de la naturaleza, que aportan los nutrientes más importantes para las plantas al suelo. También existen productos homeopáticos específicos para determinadas especies, como el estimulante natural para césped, que contribuye a que crezca abundante, espeso, fuerte y duradero.

Uno de los peligros al que se enfrentan las plantas en este momento son los insectos y las plagas. Es posible enfrentarse a ellos de forma natural y atóxica, evitando productos agresivos y nocivos, gracias a productos novedosos como el insecticida homeopático o el fungicida homeopático.

Refuerza el cuidado de tus plantas ante el frío

El invierno es un periodo especialmente dedicado en el cuidado de las plantas. Si tienes plantas, seguramente habrás notado cambios en esta época, tanto en su crecimiento como en su estado de salud. Algunas de las especies incluso atraviesan en estos momentos un periodo de hibernación, otras de ellas simplemente intentan sobrevivir a las inclemencias del tiempo y las bajas temperaturas.

Todas estas amenazas ambientales hacen que el periodo invernal sea crucial para la pervivencia de nuestras plantas. Por ello, es muy importante que tomemos medidas de protección que eviten que el ambiente afecte a la salud de nuestras plantas, para que en primavera de nuevo retornen a todo su esplendor.

Es recomendable tomar algunas medidas de protección del suelo, forrando macetas para proteger el suelo de las posibles heladas, regando únicamente cuando sea necesario, o también cubriendo el suelo con una capa de serrín, hojas secas o cualquier elemento que recubra la parte superior de la tierra. También puedes colocar las plantas en lugares en los que las inclemencias del tiempo sean menos agresivas, resguardándolas de viento, lluvia, granizo o incluso nieve. En otros casos, puedes cubrir las plantas más delicadas con plásticos, que además de aislar, harán una función de invernadero.

Durante los meses de invierno, algunas especies experimentarán una etapa de hibernación. Esto se produce porque, al haber menos horas de sol, las plantas emplean la mayor parte de la energía que captan de la luz solar en alimentarse en lugar de crecer, algo que frena drásticamente su crecimiento. Otras especies, sin embargo, seguirán creciendo con relativa normalidad, especialmente aquellas más resistentes.

cuidado de las plantas

Todas ellas, sin embargo, seguirán requiriendo sus cuidados habituales para que las condiciones de su entorno propicien su salud y vitalidad. Por una parte, el suelo seguirá empobreciéndose, ya que la planta necesita en todo momento nutrientes. Esto se puede compensar con el aporte de compostaje para plantas.

También debemos estar pendientes de las plagas de las plantas que, si bien son menos habituales en invierno, pueden haber aparecido con anterioridad y seguir dañando a nuestras plantas justo en esta situación de especial vulnerabilidad. Una de las formas de prevención de este tipo de daño es el empleo de homeopatía para plantas, un tratamiento totalmente natural que refuerza la planta gracias al aporte de nutrientes cruciales para su óptimo desarrollo.

Una vez llevadas a cabo todas estas actuaciones, sólo queda esperar que el invierno, poco a poco, vaya pasando y, cada vez, disfrutemos de más horas de luz solar, que nos permitirán disfrutar de unas plantas esplendorosas en primavera.

La homeopatía para plantas

El cuidado de las plantas conlleva siempre un sacrificio, un mimo y un conocimiento exhaustivo de las mismas. Conseguir que crezcan sanas y fuertes no es sencillo, ya que deben disponer de un suelo sano y apropiado para cada planta y, además, lidiar con peligros para su salud como los hongos y los insectos.

Para tratar de forma integral todas estas cuestiones que condicionan el adecuado desarrollo de nuestras plantas sin recurrir a productos químicos que pueden resultar nocivos e incluso peligrosos para la salud humana y animal, podemos recurrir a la homeopatía para plantas, que provienen únicamente de materias naturales.

La composición de los productos homeopáticos dirigidos al cuidado de las plantas se basa en las materias de la naturaleza: ácidos urónicos, minerales y oligoelementos vitales que no sólo resultan inocuos para el ser humano y los animales, sino que funcionan y refuerzan a los vegetales reforzando la propia acción de la naturaleza y fomentando que ésta siga su curso de forma óptima.

homeopatia plantas

Los nutrientes y oligoelementos más importantes para las plantas y el suelo, y que forman parte de la composición de estos productos homeopáticos son los siguientes:

– Nitrógeno. Importante para el crecimiento de las plantas.

– Fósforo. Crucial para su resistencia a enfermedades.

– Potasio. Para una adecuada fotosíntesis.

– Magnesio. Fomenta la formación de clorofila.

– Calcio. Equilibra el ácido.

– Azufre. Para la formación de proteínas.

– Hierro. Catalizador de la fotosíntesis.

– Cobre. Catalizador que equilibra los niveles de nitrógeno.

– Cobalto. Regula la oxidación.

En base a la distinta combinación de nutrientes y oligoelementos y, tras años de investigación, se ha logrado configurar tinturas específicas para las necesidades de cada planta ante cada situación. Las soluciones maestras, tras su disolución, dan lugar a un remedio homeopático de fuerte potencial energético, eficaz especialmente en las tareas de prevención.

Todo esto hace que, en el tratamiento de las plantas más delicadas, como cuidar orquídeas, la homeopatía sea un método óptimo para un crecimiento y una salud ideales.