Educa para la vida

Tips para facilitar el día a día

Categoría: Turismo

De Malasaña a Williamsburg, los barrios más hipsters del globo

Botas colgando del cableado, barbas, tiendas de segunda mano, restaurantes anunciando veggie food y sobre todo bicicletas, muchas bicicletas son una de las cosas que ver en Madrid. Concretamente en su barrio más hipster: Malasaña.

De un tiempo a esta parte los negocios de toda la vida y las viejas viviendas unifamiliares han ido desapareciendo para dar paso a tiendas exclusivas y estudios diáfanos. Sin embargo esto no es algo que haya sucedido tan solo en Madrid sino que es un fenómeno internacional. En cada ciudad hay un barrio donde la gentrificación ha dado lugar a un barrio hipster. En este post queremos descubrirte 5 de ellos:

Shoreditch, London

Comenzaremos por una de las ciudades con más estilo de Europa: Londres. Este barrio del West End de antigua tradición industrial quedó bastante despoblado con la desaceleración industrial de la década de 1970 y no volvió a despertar hasta los 90. En estos años los primeros artistas decidieron mudarse al barrio y rehabilitar las antiguas fábricas para convertirlas en estudios, huyendo de los alquileres astronómicos de barrios como Chelsea, Camden o Nothing Hill.

Con los artistas llegaron las galerías, las exposiciones vanguardistas y el arte urbano convirtiendo cada una de las paredes del barrio en verdaderas obras de arte. Poco a poco fueron llegando más y más vecinos al barrio y con ellos las tiendas de healthy food, los life style cafe y las tiendas alternativas.

Kreuzberg, Berlin

Curiosamente Kreuzberg, el barrio más hipster de la capital alemana, comparte con el londinense el pasado obrero. Sin embargo y a pesar de que las camisas de cuadros y las gafas de pasta pueblan cada uno de sus rincones, no ha perdido su esencia y cada una de sus esquinas huele aún a especias y kebab, por algo es llamado el Little Estambul.

El puente Oberbaumbrücke es uno de sus símbolos más representativos y es parte del patrimonio nacional, junto al East Side Gallery, más de un km del antiguo muro de Berlín, completamente lleno de street art. Es un puente de cubierta doble, cruzado por el río Spree, que enlaza los distritos de Friedrichshain y Kreuzberg, anteriormente divididos por el Muro de Berlín, y convertido en un símbolo importante de la reunificación de Alemania.

Lapa, Rio de Janeiro

Cambiamos de continente para buscar el lado más hipster del continente americano, más concretamente el de Rio de Janeiro. En esta ciudad carioca Lapa es el barrio más trendy, compartiendo con Kreuzberg el hecho de no haber perdido su esencia. Sus edificios y sus famosos Arcos de Lapa, en torno a los cuales se extienden el barrio, forman un perfecto balance entre la vanguardia, la esencia carioca y el pasado de colonia portuguesa.

Williamsburg, New York

Y llegamos al final con el barrio hipster por excelencia, ese lugar de Brooklyn donde se creó el término. Hay tantos hipster por metro cuadrado que se le ha apodado Hipschester.

En el pasado esta zona de Brooklyn estaba plagada de fábricas de cerveza, la última se cerró en 1996. Mucos de los antiguos patios de las fábricas se han reconvertido en terrazas interiores, provistas de mesas de madera y paredes de ladrillo visto donde se sirven cervezas artesanales.

Williamsburg sigue manteniendo su mezcolanza de culturas: la comunidad puertorriqueña, dominicana, polaca, afroamericana e italiana pueblan sus calles. Además Williasmburg es hogar de una importante comunidad de judíos, que se mezclan con sus rizos y su vestimenta con los jóvenes hípster en una perfecta armonía.

Tras este recorrido por los 5 barrios más hípster del mundo podemos observar que reúnen varias características en común: pasado obrero, gentrificación: los viejos vecinos se marchan para dar paso primero a la bohemia y después a los jóvenes burgueses y muchos, muchos locales vintages.

Disfruta una escapada rural en una casa rural Alcoy

Los aficionados a la naturaleza saben bien que el verano no es la mejor estación para disfrutar de ella en todo su potencial, ya que las altas temperaturas hacen que practicar senderismo, escalada o cualquier tipo de deporte en la naturaleza sea más incómodo y arriesgado.

Con el fin del verano comienza a hacer mejor tiempo para disfrutar de los parajes naturales en todo su esplendor, evitando los riesgos de caminar bajo el sol abrasador y, además, aprovechando la tranquilidad que retoman los rincones más populares.

senderismo

Es, por tanto, el momento ideal para planificar una escapada rural, tanto si lo que queremos es practicar deportes en la naturaleza como si queremos desconectar de la rutina en un marco incomparable.

Una de las zonas más populares para el turismo rural es la zona del interior de la provincia de Alicante, repleta de parajes de gran valor medioambiental y preciosas montañas en las que se ubican numerosos pueblos con encanto. Especialmente en las comarcas de l’Alcoià, el Comtat y La Marina nos encontraremos con todo lo que buscamos para una escapada rural perfecta.

Podemos elegir una casa rural Alcoy o un hotel rural Alicante. Una de las mejores opciones es un hotel con encanto, tanto en Alcoy como en los pueblos de alrededor, como Benilloba, Cocentaina, Muro de Alcoy o Agres.

En la zona, podremos hacer distintas rutas, ya que una de las actividades más populares es la de hacer rutas de senderismo de la provincia de Alicante. Podremos visitar gran cantidad de pueblos de gran belleza, tanto por su ubicación como por su patrimonio histórico, a la vez que podremos disfrutar de la naturaleza en enclaves tan importantes como el Parque Natural del Carrascar de la Font Roja o la Sierra de Mariola.

Si planificamos una escapada rural en pareja más relajada, podemos optar por un turismo rural más inclinado hacia el turismo gastronómico y el enoturismo, y podremos disfrutar de la gastronomía alicantina, muy rica en variedad y marcada por los ingredientes de la montaña, además de visitar algunas pequeñas bodegas muy reconocidas, que elaboran sus vinos con criterios de respeto al medio ambiente y la producción local de variedades de uva autóctonas.

De esta forma, en la zona del interior de Alicante y eligiendo un hotel rural con encanto, podremos disfrutar de una escapada rural perfecta y completa para desconectar de la rutina y conectar con la naturaleza.

Disfruta del verano escapándote a un hotel rural en Alicante

Hay quien planifica sus vacaciones con meses de antelación, quien cree que lo mejor para aprovechar los días libres es viajar lo más lejos posibles, quien visita siempre el mismo lugar. Ser creativos y variar los sitios que conocemos en nuestras vacaciones de verano siempre es una buena opción, sobre todo si queremos desconectar de la rutina y conectar con la naturaleza, algo que solemos dejar de lado si estamos sometidos al trabajo y vivimos en una ciudad.

Cada vez son más los amantes del turismo rural y no es de extrañar. En nuestro país podemos encontrar muchísimos lugares en los que disfrutar de la naturaleza y contemplar paisajes preciosos. Además, optando por el turismo rural nos ahorraremos las tradicionales aglomeraciones de la costa.montaña-alicante

Para empezar a planificar una escapada rural o unas completas vacaciones rurales, debemos escoger una zona y buscar un alojamiento rural. La zona del interior de Alicante, además de muy tranquila, es una zona de importante valor ecológico. En las comarcas de l’Alcoià, El Comtat y La Marina Baja podemos hacer gran cantidad de rutas y disfrutar de la naturaleza visitando parques. También para hacer senderismo Alicante es una provincia ideal, así como para practicar escalada Alicante cuenta con numerosos parajes fantásticos.

Puedes elegir distintos tipos de alojamiento en base a las necesidades de tu viaje, tus acompañantes o tus preferencias. Por ejemplo, puedes optar por una casa rural con encanto, un hotel rural romántico en Alicante o simplemente un hotel rural en Alicante. Partiendo de este punto como base, puedes realizar distintas salidas o excursiones y conocer al máximo la zona.

Unos de los pueblos más populares para el turismo rural en Alicante son Alcoy, Cocentaina o Benilloba, entre otros. Desde el pueblo del alojamiento como base, podrás hacer diferentes rutas de senderismo en Alicante, aprovechando, por ejemplo, las vías verdes de Alicante, que discurren por los antiguos recorridos del ferrocarril. En estas rutas podrás descubrir el patrimonio de los distintos pueblos de la zona, así como visitar  parques naturales como el carrascal de la Font Roja o la Sierra de Mariola.

Este tipo de escapada rural es ideal, además de para desconectar, para disfrutar de la naturaleza, practicar todo tipo de deportes y disfrutar de la gastronomía de Alicante, que cuenta con gran cantidad de productos típicos deliciosos, tanto dulces como salados y licores, marcados por los ingredientes propios de la montaña y las hierbas aromáticas de la sierra.