Las mesas auxiliares modernas son un complemento indispensable en cualquier hogar. Visten cualquier rincón de la casa y lo dotan de una personalidad única y muy especial. Son útiles pero también son bonitas. Resultan prácticas, pero pueden tener tan solo una función ornamental. En definitiva, las mesas auxiliares juegan la función que cada uno quiere que jueguen en el hogar.

Las encontramos de diferentes estilos y materiales para que encajen en cualquier decoración y en todas las habitaciones de la casa.

  • Mesas auxiliares transparentes

Las mesas auxiliares transparentes son perfectas para pequeños espacios, ya que al ser transparentes dan la sensación de ocupar menos y el lugar no se aprecia demasiado lleno de cosas. Por eso, son ideales para entradas de pequeño tamaño en las que no cabe un mueble convencional. Una mesita auxiliar transparente con un pequeño elemento decorativo, viste la entrada sin ocupar demasiado espacio.

Son muy modernas por lo que encajan perfectamente con las decoraciones más actuales, siendo perfectas para esas casas que están siempre a la última y que cuidan hasta el más pequeño detalle del hogar. Pueden colocarse en cualquier habitación y siempre se van a ver perfectas.

  • Mesas lacadas

Las mesas lacadas, especialmente en tonos blancos, encajan muy bien con las decoraciones minimalistas o inspiradas en los ambientes nórdicos. Están muy de moda ahora y aportan mucho brillo y luminosidad al lugar en el que se colocan.

Los lacados en negro y en tonalidades de gris oscuro también son tendencia, pero para estilos diferentes, como los inspirados en el mid century modern. Esta es una tendencia decorativa llegada de los EEUU y que está teniendo bastante éxito en Europa en estos momentos y que se inspira en las viviendas de mitad del siglo XX pero con un estilo actualizado. Al contrario que el vintage, el mid century modern quiere cosas con pinceladas antiguas pero que se vean totalmente nuevas.

  • Mesas en madera natural

La madera natural tiene la ventaja de que encaja en cualquier estilo decorativo. Es bonita, es elegante y está de moda. Se lleva incluso la madera que parece sin tratar y sin trabajar, como si estuviera recién talada, pero siempre con un gran trabajo de diseño detrás que es capaz de conseguir piezas únicas.

La madera natural es perfecta para estas mesas de pequeño tamaño que pueden estar en cualquier habitación de la casa, pero sobre todo en el salón comedor.