Si buscas las mejores tarifas para tu móvil particular tienes que empezar estableciendo una buena comparativa entre todas las compañías. Por ejemplo, debes de solicitar las tarifas móviles Vodafone Particular y hacer lo mismo con el resto de las compañías.

Antes de establecer la comparativa y mirar precios tienes que fijar qué es lo que necesitas exactamente para tu teléfono. Sino lo haces, acabarás cayendo en trucos publicitarios, tentaciones de regalos y cifras que no serás capaz de comparar.

Hazte las siguientes preguntas:

¿Cuántas horas hablas al mes? Esto puedes saberlo sumando los minutos de las facturas que tienes de los meses anteriores. Así, sabrás si te conviene una tarifa plana o si por el contrario te resulta más  barata una que facture por minutos. En caso de que vayas a optar por una tarifa plana es importante que estudies bien las condiciones, pues no todas las tarifas planas son ilimitadas.

¿Qué tipo de llamadas haces? Igual no eres de los que haces muchas llamadas largas pero sí que llamas a muchos números para dar recados cortos. Si es así, seguramente te compense una tarifa plana ilimitada, ya que si pagas los establecimientos de llamada, que son lo más caro, estarás gastando más de lo que costaría esta tarifa.

¿Usas tu teléfono para navegar en Internet? Muchas personas utilizan su teléfono para navegar incluso más que un ordenador. Es más, cada vez son más numerosos los hogares en los que no hay un ordenador, sino solo tablets y teléfonos, porque solo se usa Internet para navegar.

Sin embargo, no siempre se navega en la calle, muchos lo hacen en casa o en el trabajo, donde tienen una WiFi que les permite conectar su teléfono, por lo que su gasto de datos es mínimo. Si esto es así, no te interesarán las ofertas de gran cantidad de datos, porque no las vas a aprovechar, sino que tendrás que buscar otras con datos más limitados y más económicas.

Por el contrario, si navegas mucho con tu propia conexión, te resultará interesante poder aprovechar tarifas planas acompañadas de muchos datos y serán estas las que tengas que introducir en la comparativa.

¿Necesitas un teléfono nuevo? Este es otro factor a introducir en la negociación, ya que algunas compañías tienen ofertas en las que regalan un nuevo teléfono o permiten comprarlo a precio más reducido. Pero hay que tener en cuenta que implican una permanencia y por eso, antes de dejarse llevar, hay que hacer el cálculo de lo que se va a pagar de más por la tarifa, si es que eso ocurriese, y durante cuánto tiempo para saber si realmente compensa.