Los aficionados a la naturaleza saben bien que el verano no es la mejor estación para disfrutar de ella en todo su potencial, ya que las altas temperaturas hacen que practicar senderismo, escalada o cualquier tipo de deporte en la naturaleza sea más incómodo y arriesgado.

Con el fin del verano comienza a hacer mejor tiempo para disfrutar de los parajes naturales en todo su esplendor, evitando los riesgos de caminar bajo el sol abrasador y, además, aprovechando la tranquilidad que retoman los rincones más populares.

senderismo

Es, por tanto, el momento ideal para planificar una escapada rural, tanto si lo que queremos es practicar deportes en la naturaleza como si queremos desconectar de la rutina en un marco incomparable.

Una de las zonas más populares para el turismo rural es la zona del interior de la provincia de Alicante, repleta de parajes de gran valor medioambiental y preciosas montañas en las que se ubican numerosos pueblos con encanto. Especialmente en las comarcas de l’Alcoià, el Comtat y La Marina nos encontraremos con todo lo que buscamos para una escapada rural perfecta.

Podemos elegir una casa rural Alcoy o un hotel rural Alicante. Una de las mejores opciones es un hotel con encanto, tanto en Alcoy como en los pueblos de alrededor, como Benilloba, Cocentaina, Muro de Alcoy o Agres.

En la zona, podremos hacer distintas rutas, ya que una de las actividades más populares es la de hacer rutas de senderismo de la provincia de Alicante. Podremos visitar gran cantidad de pueblos de gran belleza, tanto por su ubicación como por su patrimonio histórico, a la vez que podremos disfrutar de la naturaleza en enclaves tan importantes como el Parque Natural del Carrascar de la Font Roja o la Sierra de Mariola.

Si planificamos una escapada rural en pareja más relajada, podemos optar por un turismo rural más inclinado hacia el turismo gastronómico y el enoturismo, y podremos disfrutar de la gastronomía alicantina, muy rica en variedad y marcada por los ingredientes de la montaña, además de visitar algunas pequeñas bodegas muy reconocidas, que elaboran sus vinos con criterios de respeto al medio ambiente y la producción local de variedades de uva autóctonas.

De esta forma, en la zona del interior de Alicante y eligiendo un hotel rural con encanto, podremos disfrutar de una escapada rural perfecta y completa para desconectar de la rutina y conectar con la naturaleza.