Cuando miramos catálogos de cocinas italianas entendemos por qué más y más personas se enamoran de las marcas de lujo de cocinas de este país. Y es que estamos ante muebles, encimeras y otros complementos que se alejan del resto, poniéndose en el primer puesto en cuanto a elegancia y sofisticación.

Vamos a intentar explicar que nos enamora de estas cocinas, pero la mejor forma de descubrirlo es abriendo estos catálogos y echando un vistazo a lo que esconden. Porque solo con verlas, se entiende que haya tanta gente hablando de ellas.

Sus diseños atemporales

Los diseños de las cocinas italianas son bonitos ahora y seguirán siendo bonitos y actuales dentro de veinte años. Por eso, cuando se apuesta por una de estas cocinas se está apostando por una cocina para toda la vida, en la que crecerán nuestros hijos o veremos a nuestros nietos. Una inversión para llenar de recuerdos que siempre nos va a dejar satisfechos.

Sus líneas minimalistas

Una de las cosas que más nos gustan de estas cocinas son sus líneas sencillas y puras que encierran una gran belleza. Muebles compactos que incluso carecen de tiradores o los tienen ocultos, para dar una sensación de suavidad y de homogeneidad que es muy agradable a la vista. Las encimeras de una sola pieza, en muchos casos incluso con redondeces y curvas, que aportan esa sensación de que la vista se resbala por ellas con facilidad, sin que nada nos haga detenernos porque choque o rompa el conjunto.

Sus cuidados detalles

Que las líneas de sus diseños sean minimalistas no quita de que estas cocinas estén repletas de pequeños detalles que las hacen únicas y que invitan a usarlas y a disfrutarlas. Esto lo vemos en los acabados que estas cocinas tienen y que hacen que el conjunto sea perfecto. También lo disfrutamos en el interior, donde se puede ver que se ha pensado en todo para que el cliente esté satisfecho, ofreciendo una gran cantidad de opciones para orden y acomodo.

En definitiva, el conjunto

En definitiva es el conjunto lo que nos enamora. La mezcla de todo lo que hemos visto que hace que las cocinas italianas sean las más elegantes y las que mejor quedan en cualquier hogar. Por eso, vale la pena pagar un poco más y tener en casa una de estas creaciones que son auténticas obras de arte para el hogar.