Existen tantas ofertas que conseguir encontrar la comercializadora de gas natural mas barata puede resultar complicado. Pero para simplificar la búsqueda solo hay que tener muy claro qué se está buscando y sobre qué hay que realizar las comparaciones. De esta manera, podremos encontrar a quién nos puede hacer el mejor precio y nos permita ahorrar algo de dinero en cada factura, lo que siempre va a ser de agradecer. Te damos unas sencillas pautas para conseguir que esta búsqueda sea más sencilla.

¿Qué tipo de tarifa necesitas?

Para saber qué tipo de tarifa necesitas puedes analizar cuánto gas natural vas a consumir. No es lo mismo un hogar de dos personas en el que el gas solo se utilice para el agua caliente, en cuyo caso se puede optar por tarifas reducidas que una familia numerosa que tiene gas para cocina, agua caliente y calefacción. Entre un ejemplo y otro, podemos encontrar muchos casos distintos.

Para los que contratan gas natural de 4 bares de presión y con un consumo menor a 5 000 kWh anuales cabe la posibilidad de contratar la tarifa de último recurso, que tiene los precios controlados y que puede suponer un ahorro de hasta el 50% respecto a los precios libres. Este consumo podría ser el del primer caso, de una pareja con un consumo de gas solo para el agua.

Las tarifas normales son las que corresponden a un hogar con tres personas y en el cual se utiliza el gas al menos para cocinar y para agua caliente. Normalmente también para gas. En estos casos suele salir a cuenta una tarifa plana. Pero hay que saber, por muy plana que se plantee la tarifa, cuánto se va a pagar por kWh ya que a final del año se ajustarán cuentas y este precio es importante.

En el caso de familias numerosas hay que fijarse no solo en la tarifa, sino también en si hay ayudas por parte de la autonomía o del ayuntamiento para el pago de los recibos, ya que en algunos lugares existen bonificaciones.

Compara precios entre tarifas similares

Una vez que ya se sabe qué tarifa es la perfecta para el caso concreto de cada uno, se comparan las tarifas similares de las diferentes comercializadoras. En el caso de contar con una de último recurso no es preciso comparar ya que siempre tendrán el mismo precio. Estableciendo esta comparación, será fácil saber cuál es la comercializadora que ofrece el gas a un precio más barato y con un mejor tipo de tarifa para nuestro caso concreto.